Retrasos por mal tiempo. Sin indemnización.

Los retrasos de un vuelo pueden darse por los siguientes tipos de circunstancia:

  • condiciones meteorológicas desfavorables para volar
  • problemas técnicos/logísticos
  • problemas de seguridad
  • huelgas que afecten al tráfico aéreo

El procedimiento a seguir variará según el motivo del retraso. Mientras que en la mayoría de las ocasiones es razonable esperar una compensación de algún tipo de la compañía, como es el caso del overbooking, no pasa lo mismo si el retraso se debe a condiciones meteorológicas adversas, ya que se considera causa de fuerza mayor que queda fuera de la gestión de la compañía.

El mal tiempo puede causar cancelaciones o tan solo retrasos. Esto se debe a que las aerovías por las que transitan los aviones pueden tener que ser modificadas para evitar tormentas. Otra de las consecuencias cuando hay mal tiempo en un aeropuerto es que la frecuencia de despegues y aterrizajes se ralentiza. Esto es debido a que probablemente el mal tiempo conlleve también una reducción de visibilidad, y por seguridad se deja más espacio entre cada operación.

Si viajas y tu vuelo se ve afectado por el mal tiempo, puede resultar útil visitar la cuenta de Twitter de tu aerolínea para estar informado de cualquier novedad.

0 Comments


Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Deja un comentario